Highlights de Ópera UIO: una panorámica del espectáculo total

Highlights de Ópera UIO: una panorámica del espectáculo total

Noticia | Oct 18, 2019

El miércoles 30 y el jueves 31 de octubre vuelve el encanto de la Ópera al Teatro Nacional Sucre. Los elencos que participan en este espectáculo (Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador, Coro Mixto Ciudad de Quito, Escuela Lírica y Coro Juvenil) se preparan, estudiando partituras y puliendo la interpretación y puesta en escena de este recorrido a través de la historia de la ópera, para presentar al público quiteño un espectáculo de primer nivel, que apunta a ser en el futuro un festival emblemático de la ciudad, capaz de captar el público amante de la ópera y formar nuevos públicos para este género. Algunos de los participantes nos ofrecen, a continuación, detalles de lo que se está cocinando.

Jorge Oviedo (Director Vocal de Ópera UIO): El concepto tiene que ver con la presentación de algunas de las más famosas arias en la historia de la ópera. Es una visión panorámica de muchos compositores del romanticismo e inclusive del impresionismo. Básicamente, es extraer fragmentos de las óperas más famosas y conocidas, e interpretarlas con los solistas de la Escuela Lírica. Además tenemos una soprano invitada: María José Fabara. Hemos querido darle una visión diferente, una especie de highlights de la música académica, con nuestras voces, nuestras tesituras y con la interpretación que cada uno de los solistas entrega. Buscamos un empoderamiento de las partituras, para interpretarlas en el contexto de esta gala lírica que alterna estéticas, solistas, la idea mismo de la presentación, varias estrellas, el escenario… Lejos de entregar un show, queremos dar énfasis en el concepto y en el control desde la parte musical, para que la gente pueda entender lo que se está cantando, el porqué, los puntos climáticos de la ópera.

Jorge Oviedo

 

Andrea Cóndor (Mezzo soprano): Yo interpreto a “Carmen”, como solista, y participo a dueto con Vanessa Valladares en “Lakmé”. Estamos alistando todo; la música ya está en nuestras voces, pero queremos pulirlas. El camino de la ópera es todo un aprendizaje, pues el aspecto escénico te da la oportunidad de encarnar diferentes personajes que en la vida real no podemos ser. Es un juego de fantasía que requiere de mucha preparación, en lo vocal, en lo técnico, en la expresión y en escena. Es un reto de alta complejidad, pero quienes piensan que la ópera no es algo para todos, se equivocan, pues las melodías ya están en nuestro oído, el lenguaje de la música es universal. Lo van a entender.

Sergio Enciso (Barítono): El aria que voy a interpretar como solista se llama “Le veau d’or”, el vellocino de oro, de la ópera Fausto. Yo hago el personaje de Mefistófeles, es decir, el diablo. Es difícil colocarse en el papel del diablo. Es muy tremendo, porque el diablo es malo, es gritón, pero también es sutil, no hace las maldades a la luz sino por debajo, suavecito, y cuando está hecho se lava las manos. Cuando llegué aquí, trabajé en Fausto sin darme cuenta de estos pormenores, pero con el maestro Oviedo estamos viendo que hay muchas herramientas en la palabra y sus matices. La otra pieza que interpreto a dueto con María Fernanda Argotti se llama “Cavalleria Rusticana”: Turiddu es el tenor de la ópera. Él tiene su pareja y Alfio (mi personaje) tiene la suya, pero entre ires y venires, Alfio descubre que Santuzza (María Fernanda Argotti) le ha sido infiel. Ella se lo cuenta, después de una misa, porque Dios le obliga a decirlo. Santuzza confiesa que ha sido deshonrada y Alfio se vuelve loco. ¿Qué es lo complejo aquí? Esta es una ópera verista, es decir, que la interpretación debe llegar al punto de la realidad, al punto de expresar una tragedia viva, transmitirla y que el público realmente pueda ver que Alfio va a matar a alguien.

Sergio Enciso

 

María Fernanda Argotti (Mezzo soprano): Yo tengo dos obras en esta gala. Como solista en “Io son l’umile ancella”, un aria de Francesco Cilea de principios del siglo XX. Es una obra que habla sobre el arte. Mi personaje es una actriz y el trabajo que estoy preparando tiene que ver con la voz, cómo la voz se muestra como un sonido natural. También canto un dueto con Sergio Enciso (Cavalleria Rusticana); este es un reto diferente: se trata de una mujer traicionada y es una obra llena de dolor y emotividad. Es un dueto que tiene una alta dificultad técnica porque la orquestación es fuerte, requiere resistencia mental y corporal para cantar un aria de ese estilo. Es algo muy dramático. Vamos a expresar el dolor de una traición y esperamos que el público lo sienta y disfrute.