La creatividad proviene de un sitio puro: Tadashi Maeda Sexteto y Sergio Sacoto en un homenaje al pasillo ecuatoriano

La creatividad proviene de un sitio puro: Tadashi Maeda Sexteto y Sergio Sacoto en un homenaje al pasillo ecuatoriano

Noticia | Oct 01, 2019

Tadashi Maeda y Sergio Sacoto se reúnen para ensayar en el barrio de Lumbisí, en el estudio de Sergio, para el concierto que presentarán en homenaje al pasillo ecuatoriano este viernes 4 de octubre, a las 19h30, en el Teatro Nacional Sucre. Una amistad de varios años los une: han sido vecinos, sus hijas tienen edades similares, y ellos comparten la misma pasión por la música. De hecho, han trabajado juntos en varias ocasiones anteriores, y la idea de este homenaje surgió hace aproximadamente 7 años.

Sergio Sacoto

 

El primer trabajo en conjunto que se propusieron nunca vio la luz: Cruks en Karnak Sinfónico. Sin embargo, Tadashi Maeda realizó los arreglos y desde entonces quedó sentada la amistad que ha crecido con los años. Para ambos, esta amistad parte del respeto profesional muto que se tienen, y la admiración por la que pueden encontrarse, aunque provengan de lugares musicales diferentes, y acercarse a diferentes géneros y propuestas.

 

Tadashi Maeda

 

—Es una alegría trabajar con él—confiesa Sacoto—. Disfruto mucho en los momentos previos, durante y después de las presentaciones, aunque me cueste mucho soltar el control, en este caso, pues las decisiones musicales están a cargo de Tadashi; pero hay confianza y respeto profesional, entonces puedo concentrarme en cantar y, al igual que todos, trabajar para alcanzar un nivel muy alto en lo que nos hemos propuesto para este concierto.

 

Sergio Sacoto y Tadashi Maeda

 

Tadashi Maeda coincide en el respeto y la confianza. Como músico, compositor e intérprete, Maeda tenía la posibilidad de trabajar para este homenaje al pasillo ecuatoriano con varios cantantes, pero nunca dudó que Sacoto era el indicado:

—Siempre tuve la convicción de que la voz y el desempeño artístico de Sergio en el escenario quedaba bien con el pasillo. Si voy a trabajar con un cantante joven, tenía que ser con Sergio. Esa era mi fantasía: hacer pasillos con él. Entonces, se lo propuse y lo aceptó en dos segundos. 

Ambos se encuentran en un devenir creativo. Ambos gustan de cambiar, de apropiarse de las canciones, transformarlas y hacerlas propias. Sacoto revela que su pasión oculta es el pasillo, y construir una propuesta propia para este género lo hace amarlo más. Maeda, a su vez, confiesa que “a veces finge que trabaja”, pues sus pasiones musicales van más allá de las obligaciones laborales ineludibles. La creatividad los junta. Se proponen en algún momento (este homenaje es el comienzo de algo más) trabajar con boleros, tangos, más pasillos, a la búsqueda de su propio equilibrio entre lo contemporáneo, lo popular, lo orquestal y lo comercial.

 

Sergio Sacoto

 

—La creatividad viene de un sitio puro, por ejemplo, la amistad —comenta Sacoto—. No es el lugar que uno ocupa, como cantante, director, intérprete, sino encontrar la postura adecuada según las exigencias.

En este caso, para el cantautor, el reto de interpretar pasillos implica el reconocimiento de una madurez musical. Él viene de la expresividad e interacción de la escena rockera, “que es una forma de vida”, y este concierto en particular lo asume como un reto, para abrirse a otro género y descubrir nuevamente la belleza.

Para el violinista, compositor y arreglista, Tadashi Maeda, hay dos elementos específicos de este concierto que le llaman la atención: el perfeccionismo que buscan ambos por el que pueden reconocer si algo no es correcto, “aunque sea una fracción de segundo”, y corregirlo para que el resultado de la música sea realmente alto. Eso y la energía que ambos ponen:

—Hemos compartido ensayos, camerinos, hasta conciertos juntos. Somos amigos, somos hermanos, somos vecinos, pero justo antes del concierto ya no somos nada de eso. Sergio es solista, muchas veces yo también lo soy, y ambos respetamos los espacios de cada uno, aunque en ocasiones no haya mucho espacio físico, e intentamos hacer lo mejor posible. Ese tipo de compañero yo no encuentro fácilmente en cualquier lado.

 

Tadashi Maeda

 De modo adicional, este concierto representa una experiencia singular para los niños y jóvenes de los elencos de formación de la Fundación Teatro Nacional Sucre: Coro Infantil y Coro Juvenil, que compartirán el escenario con ambos músicos profesionales. Ellos podrán aprender y disfrutar de la forma como hacen música Sacoto y Maeda, quienes quieren expandir su experiencia íntima de hermandad, y consideran que esto es importante para los jóvenes músicos en formación.

El show tiene un valor de USD. 5. Entre los pasillos que interpretarán Sergio Sacoto, Tadashi Maeda Sexteto y los Coros Infantil y Juvenil de la FTNS, se podrán escuchar obras tradicionales como “Acuérdate de mí” de Luis A. Valencia, “Negra Mala” de Sergio Mejía, “El alma en los labios” de Medardo Ángel Silva (letra) y Francisco Paredes Herrera (música); así como pasillos más contemporáneos como “Chau número 3” de Jorge Oviedo, “La Fe” de Sergio Sacoto, “Un Forajido” de Tadashi Maeda, y muchas otras sorpresas, en esta nueva entrega del Proyecto Nuestra Música.