Ópera La Rondine de Giacomo Puccini

Escenario: Teatro Nacional Sucre

Categoría: Ópera



Dirección Musical: Sergei Pavlov
Dirección Escénica: Stefano Vizioli
Elenco:
Magda de Civry (Yanzelmalee Rivera / Vanessa Lamar)
Ruggero Lastouc (Freddy Godoy / Jorge Cassis)
Lisette (María José Fabara / Vanesa Valladares)
Prunier (Edwin Gómez)
Rambaldo Fernández (Olmes Nogales)
Suzy y Lolette (Andrea Cóndor)
Ivette y Georgette (M. Fernanda Argotti)
Bianca y Gabriella (Paula Herrera)

Puertas adentro, en los espacios de la Fundación Teatro Nacional Sucre, se está preparando el estreno nacional de La Rondine, la producción anual de la Fundación. La Escuela Lírica, el Coro Mixto Ciudad de Quito, Coro Juvenil y los protagonistas llevan semanas aprendiendo y ensayando sus respectivos roles. 

La Rondine -La golondrina- es una ópera en tres actos de Giacomo Puccini (1858-1924) y libreto de Giuseppe Adami. Se estrenó el 27 de marzo de 1917, mientras se desarrollaba la Primera Guerra Mundial (1914-1918), en el Grand Théâtre de Montecarlo en Mónaco. A pesar del valor artístico de la partitura, en un primer momento La rondine fue considerada el trabajo menos exitoso de Puccini en un primer momento. Sin embargo, los años, la crítica, el público y sus constantes reposiciones en los principales escenarios de todo el mundo: La Scala de Milán, Ópera de Bonn, Covent Garden de Londres, Royal Opera House, Théâtre du Châtelet de Paris, la Fenice de Venecia o en la Metropolitan Opera de Nueva York, le han dado el crédito merecido.

La Rondine que se presenta en el Teatro Nacional Sucre está ambientada en el París de la primera mitad del siglo XX. La Rondine cuenta la historia de Magda de Civry, una mujer de compañía de alto nivel, que cansada del estilo de vida que le ofrece Rambaldo, sueña con ser libre como una golondrina y así encontrar el verdadero amor. 

Magda conoce al joven Ruggero que acaba de llegar a París,  y ambos se dejan llevar por la pasión. Magda olvida quién es y su pasado, y Ruggero se enamora de la joven elegante, tranquila y sencilla, que le interpreta Magda. Viven su romance en un pueblecito de la Riviera francesa y Ruggero pide matrimonio a Magda. Sin embargo, cuando Magda se ve en la encrucijada de enfrentar su pasado ante Ruggero y su familia decide regresar, como una golondrina, a su antigua vida junto a Rambaldo, ya que es incapaz de entregarse por completo a su nueva pasión. 

La Rondine es una ópera delicada y bella, difícil de cantar bien y arriesgada como sólo Puccini sabía hacer. Todos y cada uno de los papeles de la obra tienen un gran desafío escénico y vocal, por lo que el elenco y los directores tendrán la oportunidad de sorprender y lucir su trabajo este 10 de julio ante un público inquieto y deseoso de conocer la nueva producción de la Fundación Teatro Nacional Sucre.